Blog » General » Cómo conseguir las mejores fotografías en eventos

Con la llegada del verano y el buen tiempo, llega también la época de los eventos. A todos aquellos aficionados a la fotografía tarde o temprano siempre llega el momento del gran desafío que puede suponer fotografiar un evento.

Eventos los hay de todo tipo; familiar, bodas, cumpleaños, ferias, presentación de productos, talleres y workshops…

Bajo nuestro punto de vista, si no tienes experiencia, la foto en eventos puede suponer un auténtico reto. Todo sucede en cuestión de segundos y nunca hay segundas oportunidades para sacar esa foto tan preciada. Por todo ello, es imprescindible ser rápido y eficaz siempre siendo lo más profesional que se pueda.

Si este es tu caso y próximamente se te presenta el reto de enfrentarte a un reto, este post te va a venir al pelo. Con nuestros consejos vas a conseguir afrontar dicho evento como un auténtico profesional.

Prepárate y organízate al máximo

Uno o varios días antes prepara y revisa todo el equipo que necesitarás a conciencia. No puedes pasar por alto ningún detalle, ni dejar atrás nada que luego durante el evento puedas necesitar.

Por desgracia o no, en muchas ocasiones en los eventos surgen cantidad de imprevistos; hay menos luz de la que esperabas y se te ha olvidado traerte el flash… el escenario está más lejos de lo que creías y no tienes ningún teleobjetivo…

Para que nunca te pasen estas desgracias las listas se van a convertir a partir de ahora en tus mejores amigas. Antes de cualquier evento, por pequeño que sea, prepara una lista con todo aquello que necesitarás y ves chequeando que has cargado con todo; reflectores, objetivos, portátil, discos duros, flashes, cuerpo de cámara extra, pilas, tarjetas de memoria, baterías…

Y hablando de baterías y tarjetas de memoria. Dentro de la preparación y organización estaría incluida la carga de todas las baterías que vayas a necesitar y disponer de suficientes tarjetas de memoria, formateadas y listas para ser usadas.

Siempre lleva contigo accesorios extra

Como ya te avanzábamos en el punto anterior, un evento es sinónimo de imprevistos. Nunca se sabe lo que puede suceder y tu tienes que estar preparado para afrontarlos todos.

Nuestro consejo es que siempre lleves repuestos para todo; un segundo cuerpo de cámara, un segundo flash, más de un objetivo, más de 2 baterías y tarjetas de memoria…

Si existen imprevistos durante el evento y las fotos no se pueden realizar que no sea por tu culpa. Estate siempre preparado para cualquier cosa y seguro que estarás mucho más tranquilo.

Llega al lugar del evento con suficiente antelación

A nosotros nos gusta siempre llegar por lo menos una hora antes de que empiece el evento, de modo que haya tiempo suficiente para prepararlo todo.

Llegando con la suficiente antelación, podrás familiarizarte con el entorno y los lugares donde harás las fotos, comprobar la luz, ver qué objetivos usarás en cada situación o comprobar si necesitarás o no iluminación extra entre otras cosas.

Piensa que cuanto más preparado y aclimatado al lugar donde trabajarás menos dudas tendrás y más podrás centrarte en sacar buenas fotos.

Pide ayuda extra o que te acompañe un auxiliar

Siempre dependerá de la envergadura del evento, pero una ayuda extra nunca está de más. Esta ayuda extra te servirá para ayudarte con la iluminación extra, los fondos o elementos de atrezo y también para que puedas hacer tus primeras pruebas de foto.

Este auxiliar también te ayudará con la organización, pidiendo a los protagonistas del evento que posen o se sitúen en ciertos lugares. Es de mucha ayuda sobre todo en eventos de mayor envergadura.

Organízate con las fotos para el evento

Disparar sobre la marcha está bien pero no todo puede ser improvisación en tus eventos. Existen una serie de fotos que deberás tener planeadas y organizadas con antelación. Como referencia puedes tomar esta serie de puntos:

¿Cuáles son los momentos más importantes?

Por ejemplo en el caso de un evento corporativo, a lo largo de todo el evento seguro que hay momentos más destacados; visita de alguna autoridad, fotografía de grupo, reunión con los directivos de la empresa… Tienes que estar preparado para todos esos momentos más destacados y a poder ser saber la hora exacta en la que sucederán.

¿Qué personas son las más importantes en el evento?

Tanto en eventos sociales como en eventos empresariales es fundamental que conozcas las personas que no pueden faltar en tu reportaje fotográfico. La madre de la novia, el directivo de la empresa, el padre del dueño de la marca…

¿Cuáles son las localizaciones?

Sobre todo en eventos que vayan a suceder en varias localizaciones, no está de más que conozcas bien los sitios donde se van a celebrar los eventos. Piensa en el tipo de fotos que harás en cada lugar, los encuadres, cómo integrarás a los protagonistas, qué ópticas usarás o si necesitarás de flash.

Queda claro que en los eventos siempre hay margen para la improvisación, pero cuanto más tengas planificado todo, más tranquilo irás y mayor control tendrás sobre las situaciones e imprevistos que puedan ir surgiendo.

Los automatismos de la cámara, una gran ayuda cuando no hay tiempo

A estas alturas ya sabrás que en un evento los acontecimientos pasan a la velocidad de la luz, lo que significa que no dispondrás de mucho tiempo para hacer tus tomas. Para ello, los automatismos de tu cámara pueden venirte como anillo al dedo. Y no pienses que los automatismos son cosa de novatos, incluso los profesionales los utilizan según el trabajo y la situación en la que se encuentren.

Por ejemplo puedes usar el modo TTL en tu flash (modo automático), los modos de prioridad de apertura (A), prioridad de tiempo de exposición (S) o con el ISO automático si tu cámara tiene una buena respuesta a ISO’s altos.

Haz siempre varios disparos

Tres o cuatro disparos por lo menos por cada toma . Desde el visor de tu cámara puede parecerte que las fotos son exactamente igual, pero te asegurarán que ninguno de los protagonistas que estés fotografiando salgan desenfocados, con los ojos cerrados, abriendo la boca o realizando algún gesto extraño.

Ten en cuenta que cuanta más gente estés fotografiando a la vez, más posibilidades hay de que alguno de ellos salgan con mala cara o los ojos cerrados.

También es recomendable que revises las fotografías en el visor de tu cámara y ajustar la siguiente toma en caso de que sea necesario. Eso si, hazlo con discreción y en segundos, de lo contrario puede dar sensación de que no estás seguro de las fotos que estás haciendo y puede parecer que eres poco profesional.

Edición: Aprende a usar un flujo de trabajo

Si has seguido todos los anteriores consejos, casi seguro que te vas a encontrar con un buen número de fotos, en algunos casos puedes incluso superar las 1.000 fotos. No te asustes, siendo metódico a la hora de trabajarlas y con práctica conseguirás retocar en poco tiempo. Cada fotógrafo tendrá su propia metodología, no hay una mejor que otra. Este es el método que nosotros usamos y el que más fluidez nos da a la hora de editarlas.

  1. Descarga las imágenes a tu ordenador o disco duro.
  2. Exporta las imágenes a un procesador de imágenes como Lightroom o Capture One.
  3. Procede a editar las imágenes. Edita una foto y toma ventaja de las opciones que tu programa tenga para aplicar las modificaciones comunes sobre un grupo de imágenes.
  4. A medida que vayas revisando y editando las imágenes ves puntuándolas
  5. Cuando hayas terminado, clasifica por puntuación y descarta aquellas tomas que no te gusten tanto, las que sean parecidas, etc.

Conclusiones

En la fotografía de eventos sucede exactamente igual que en otras disciplinas, cuanta más práctica y más eventos hagas, más soltura tendrás, más cómodo te sentirás trabajando y en definitiva mejores resultados tendrás.

No está de más que siempre que termines un evento pongas en común tus aciertos y errores para aprender de ellos. ¿Qué ha fallado? ¿Cómo podríamos haberlo solucionado? ¿Qué podemos hacer para que no suceda de nuevo? Hazte todas estas preguntas y toma nota de ello para que en tus próximos eventos no cometas de nuevo los mismos errores.

Estamos seguros que tendréis más consejos que nos dejamos en el tintero. Os animamos a compartir vuestros consejos, dudas y experiencias con nosotros.

2018-12-07T16:51:29+00:00

About the Author:

Jose Molina
Experto en contenido y redes sociales. En Blixt escribo sobre contenido audiovisual, social media, y marketing online, siempre desde un punto de vista relevante y útil. Mi obsesión es comunicar sin aburrir dando siempre soluciones prácticas a través de las palabras.