Blog » Fotografía » 12 trucos top para salir bien en las fotos

12 trucos y consejos top para salir bien en las fotos

Si piensas que sales mal en las fotos porque no eres fotogénico o que todas las personas que son guapas son fotogénicas y por eso salen bien siempre en las fotos te equivocas. Hay famosos y modelos por ejemplo, que son muy guapos y guapas pero no salen agraciados en las fotos. Y sin embargo hay gente que no son nada del otro mundo y siempre consiguen salir en las fotos terriblemente bien, como si tuviesen un talento especial para moverse y expresarse.

Si quieres aprender a sacar tu mejor versión, en este post te daré todas las claves necesarias para salir bien en todas las fotos, verte mejor y en definitiva que todo el mundo diga lo guapo que sales en esa foto que acabas de subir a Instagram.

¿Es lo mismo ser guapo que ser fotogénico?

La fotogenia es una cualidad que a algunas personas les viene de natural que hace que siempre salgan favorecidos en las fotos. La buena noticia es que la fotogenia se puede entrenar. Es evidente que no vas a ser la nueva Jessica Goikoechea o el próximo Jon Kortajarena, pero estos trucos para salir bien en las fotos te van a ayudar enormemente.

Para que entiendas un poco mejor la fotogenia: Cuando vemos a un objeto o a una persona en la vida real, lo hacemos con nuestros dos ojos, pero la cámara solo tiene un objetivo, que es la que capta la imagen del sujeto a fotografiar. Nosotros al tener dos ojos, formamos un efecto tridimensional del sujeto, sin embargo cuando hacemos una foto mucha de esta información se pierde y como resultado, la imagen final es más plana.

En la vida real, cuando miramos un objeto o a una persona lo hacemos desde varios ángulos, una foto solo coge un ángulo en concreto que está fijo. La clave elemental en la fotogenia es intentar simular ese efecto tridimensional que pasa en la vida real pero en la foto con tres elementos básicos:

El fotógrafo: El fotógrafo tendrá un papel muy importante. De él y su profesionalidad dependerá del éxito de la foto. Un buen fotógrafo te guiará en todo momento con las poses. Hará que te sientas cómodo y el ambiente en general sea agradable para que te muestres con total naturalidad posible y a la hora de sonreír lo hagas sin tensiones.

 Factores técnicos: No hay que dejar pasar por alto la importancia de la iluminación, los ángulos de la cámara, la profundidad de campo, las tonalidades, la edición de la foto o la elección de la ropa. Todos estos elementos jugarán un papel fundamental a la hora de crear relieve y perspectiva en la foto, transmitir sensaciones y en definitiva hacer que la foto tenga vida.

 Tú : Es el tercer elemento y el más importante. Tú eres quien escoge al fotógrafo y tú eres quien al fin y al cabo muestra toda la expresividad que el fotógrafo te vaya a pedir.

Escoge bien tu vestuario.

Lo más importante a la hora de vestirte es que siempre te sientas cómoda y como mejor te sientas.

Los colores también jugarán un papel fundamental en el resultado final de tus fotos por eso te recomiendo que no los pases por alto y no escojas tu ropa al azar. El solo hecho de elegir un color adecuado puede mejorar de forma increíble tu aspecto físico. Vístete siempre conjuntado y en sintonía.

Saber qué colores nos favorecen más y cuales menos en un tema muy importante para todo aquel que quiera verse bien en sus fotos. En moda estas técnicas de colores no son nada nuevo, se usan desde hace bastante tiempo para aplicarlas en todo tipo de campañas e influir sobre el consumidor.

Lo que transmite cada color.

Cada color tiene una connotación diferente. Los rojos por ejemplo representan poder y atracción y logran mantener la atención del consumidor. El negro representa elegancia y simpleza y además combina con todo y por eso lo utilizan tanto empresas tradicionales como modernas. El blanco en el lado opuesto, trasmite pureza y paz. Utiliza sobre todo colores que te sientan bien. Aquí tienes una lista de los colores más utilizados y las emociones que transmiten:

Amarillo: Optimismo, calidez, cercanía, claridad.

Naranja: Amigable, alegre, social

Rojo: Entusiasmo, ambición, juventud, pasión

Morado: Creatividad, experiencia, inteligente, inspirativo

Azul: Confianza, solidez, fuerza

Verde: Naturalidad, crecimiento, estabilidad

Blanco: Balance, neutralidad, pureza

Negro: poder, lujo, ambición, elegancia

Decide qué es lo que mejor te representa y vístete con esos colores en tu ropa. Y lo primero siempre que te sientas a gusto y seguro de ti mismo.

Relájate.

Estar tenso cuando te van a hacer una foto no es nada recomendable. Tu mandíbula tu cuello se tensan y por consiguiente, el resto de las partes de tu cuerpo, lo que te favorecerá cero. Si eres de los que se pone tenso en cuanto sacan una cámara no te preocupes, hay un truco que funciona a la perfección, piensa en una parte concreta de tu cuerpo, como por ejemplo tus hombros y concéntrate en que se relajen. Ves haciendo el mismo truco para el resto de partes de tu cuerpo y verás como al final acabas relajándote por completo. Puede parecer una chorrada pero funciona.

Sonríe pero sin pasarte.

Sonreír en absolutamente todas las fotos que te hagan no es una regla. Enseñar los dientes de forma exagerada puede sacar a relucir todos tus defectos; patas de gallo, ojeras, arrugas… Así que por mucho que te digan aquello de “sonríe” cuando te vayan a hacer una foto, si no te sientes a gusto o simplemente no te apetece no lo hagas. No hay nada peor que una sonrisa fingida.  Como hacen los famosos, aprende a sonreír con los ojos, lo que se conoce como “smize”.

Haz que la papada desaparezca.

Como te comentaba en el punto anterior si te pasas sonriendo puedes salir con papada en la foto. Pero te desvelaré un truco para conseguir evitarlo: Modelos como Heidi Klum hacen presión con la lengua sobre el paladar para tensar la papada y que esta desparezca además tu mandíbula estará más estilizada.

Cuida tus poses.

Puede que posar con el cuerpo totalmente encarado a la cámara no te favorezca del todo pero si el fotógrafo de pide que hagas esta pose puedes probar a hacerlo cruzando las piernas o adelantando un pie sobre el otro. De este modo conseguirás que la posición de tu cuerpo no sea tan recta y parezcas un palo. Otra pose que funciona siempre para las chicas es la llamada “red carpet” que consiste en colocar una mano en la cintura y poner el cuerpo en escorzo.

Coloca tu espalda siempre estirada pero no forzada, con los hombros ligeramente hacia atrás. Puedes meter las manos en los bolsillos o apoyarte sobre un objeto, pero cuidado al hacerlo, los modelos profesionales lo hacen con estilazo, pero si tu no lo haces bien puedes hacer el ridículo.

Toma la foto desde abajo.

 Otro truco para salir bien en las fotos: Cuando estés haciéndote las fotos coméntale al fotógrafo que se agache un poco para hacer algunas tomas desde más abajo. A este ángulo se le conoce como contrapicado y te ayudará a parecer más alto o más alta.

Si el objetivo te intimida mira hacia abajo.

Como suele pasarle a la mayoría de la gente, mirar directamente al objetivo les intimida. Puedes solucionarlo mirando hacia abajo o hacia arriba y derecha o izquierda del objetivo, como mirando al infinito. Esto te ayudará a relajar las facciones de tu cara y saldrás mejor en las fotos.

Ayúdate del maquillaje.

El maquillaje para salir bien en las fotos también puede ayudar, no hará milagros pero sí que te ayudará a quitar brillos faciales o suavizar arrugas o patas de gallo que no quieras que aparezcan.

Usa la teoría de las estaciones.

Un factor importante que siempre tienes que tener en cuenta es qué tonalidades son las más correctas para tu tipo de piel y qué colores son los que se pueden combinar mejor.

La temperatura de la piel es un elemento que a menudo se suele pasar por alto cuando eliges con que ropa salir en tus fotos.

La teoría de las estaciones es una teoría que nació a mediados de los 70 en Estados Unidos y nos enseña cómo podemos descubrir qué estaciones somos y qué colores utilizar (una vez que hayamos determinado nuestro tono y el contraste de piel).

Primavera: Si tienes el cabello rubio o castaño contrastado con ojos verdes o azules y piel clara eres primavera. Te conjuntarán muy bien tonos pálidos pero claros como el blanco ivory, rosados ligeros, dorados, marrones y verdes claros. Evita sobre todo el negro y tonos más oscuros.

Verano: Si eres verano tu tono de piel es frío y de bajo contraste. Cabello marrón claro o rubio con ojos claros. Si esta es tu estación utiliza tonos pastel y neutrales como el lavanda, rosa, amarillo y azul pálido. Evita los negros, colores eléctricos, naranjas o aquellos que sean demasiado saturados.

Otoño: Pieles morenas con cabellos rojos, marrones o castaños con ojos marrones o azules. Los colores de ropa recomendados son los colores tierra como el beige, naranja oscuro, rojos oscuros, verde oliva y marrones en general. Evita colores fríos, colores vivos y el blanco y negro puros.

Invierno: Pieles más pálidas con cabellos realmente oscuros. Te sentarán muy bien los blancos fríos, negros absolutos, grises fríos, azul marino, rojos profundos o rosados brillantes. Evita los beige, naranjas, dorados y marrones.

Elige al fotógrafo y al equipo adecuado.

Por supuesto el hecho de que salgas bien en la foto no solo depende de ti, gran parte del éxito también estará en manos del fotógrafo y por consiguiente del equipo que este utilice. Saber enfocar, entender los encuadres, usar correctamente la iluminación, saber guiar a la modelo, determinarán si el fotógrafo es un profesional o un amiguete que se limita a usar el modo automático del móvil.

Por otro lado es importante elegir correctamente la cámara de fotos y los objetivos que se vayan a usar. Piensa que la cámara es una herramienta que modificará la realidad a través del encuadre, los colores, el enfoque, la calidad del objetivo usar (una foto hecha con por ejemplo con un objetivo angular deformará tu cara de forma exagerada) o la luz que este sea capaz de captar.

No te pases con la edición de las fotos.

 Una vez tengas las fotos hechas, tanto si has sido tu mismo quien te ha hecho las fotos como si ha sido un fotógrafo profesional, quedará editarlas. Te desaconsejo totalmente usar el modo belleza del móvil o programas similares porque se alejan de la naturalidad y puedes acabar pareciendo el descarte de un museo de cera.

Una buena edición en tus fotos puede mejorarlas enormemente, puedes incluso llegar a corregir imperfecciones como arrugas u ojeras pero ojo, no conviene que te pases demasiado o la foto quedará totalmente falsa y perderá toda su naturalidad.

¿Qué trucos usas tu para salir mejor en tus fotos y en tus selfies? ¿Qué opinas del modo belleza del móvil? Nos gustaría conocer todas vuestras opiniones.

2019-03-13T11:03:33+00:00marzo 12th, 2019|Fotografía, General|

Acerca del autor:

Jose Molina
Experto en contenido y redes sociales. En Blixt escribo sobre contenido audiovisual, social media, y marketing online, siempre desde un punto de vista relevante y útil. Mi obsesión es comunicar sin aburrir dando siempre soluciones prácticas a través de las palabras.

Dejar un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme cuando: