Blog » Fotografía » ¿Cómo reducir el tamaño de tus fotos sin perder calidad?

Las fotografías o imágenes son sin duda alguna uno de los elementos de más peso en una web. Son la pieza que hacen que una web luzca en todo su esplendor y le dan personalidad y peso. ¿Te imaginas cómo de aburrida sería una web sin imágenes a estas alturas?

Sin embargo la gran mayoría de todos aquellos que están creando su página web se olvida de un factor clave; optimizar todo el contenido multimedia antes de subirlo a su web.

Es fundamental que todo el contenido e imágenes que subas a tu página web tengan el tamaño y los atributos correctos, de lo contrario estas consumirán demasiados recursos de tu hosting (el lugar donde está almacenada tu página web), ralentizándola e incluso llegando a ser penalizada en Google.

Hoy en día existen varios formatos que podemos usar en una web; GIF, PNG, JPG… Nosotros te recomendamos que siempre que puedas uses el formato JPG. Es el formato que mejor podrás comprimir sin renunciar a la calidad en tus fotos.

El problema es que en la gran mayoría de casos las imágenes que se van a usar no están optimizadas de forma equilibrada. En la mayoría de los casos todas estas imágenes pesan demasiados megas.

Precisamente por este motivo, es importante tener a mano una herramienta que nos facilite la tarea de optimizar todas esas fotos siempre con la mejor calidad de imagen posible y ocupando poco espacio.

Compressor.io

Compressor.io es una aplicación realmente cómoda. Te permite reducir imágenes de 4 tipos de formato: JPG, PNG, GIF y SVG de forma cómoda desde su web. Compressor.io te permite realizar dos tipos de compresión; Lossless y Lossy. Con la primera mantendrás la fidelidad de la imagen lo máximo posible, pero será una compresión de mayor tamaño. Con el segundo tipo de compresión podrás reducir el tamaño de la imagen hasta en un 90%, pero perderá algo de calidad.

Con esta herramienta podrás reducir imágenes y archivos de hasta 10MB de peso. Una vez reducidas de tamaño, el propio programa te dejará descargar las imágenes directamente o guardarlas en tu Dropbox o Drive.

TinyJPEG y TinyPNG

La facilidad de uso de TinyPNG y TinyJPG hace que sea muy cómoda. En pocos clics puedes tener todas tus imágenes reducidas de tamaño. Tanto la una como la otra es capaz de reducir imágenes PNG o JPG de forma indiferente. La herramienta te permitirá reducir hasta 20 archivos a la vez de 5MB cada uno, utilizando el tipo de compresión inteligente “lossy”. Este tipo de compresión disminuirá el número de colores de tus imágenes de forma casi imperceptible para que ocupen menos bytes. Concretamente podrás reducir el peso hasta en un 70%.

Otro plus que nos ha gustado de este programa, es que cuenta con un plugin para WordPress gratuito y otro para Photoshop de pago.

Image Optimizer

No os dejéis engañar por su aspecto, pues Image Optimizer es otra herramienta para reducir tus fotos e imágenes 100% útil. A diferencia de otras herramientas similares, con Image Optimizer no solo podrás comprimir y optimizar las imágenes, sino que además podrás redimensionarlas.

Para reducir tus fotos, sube tus archivos, elige el tamaño final y elige entre 6 tipos de compresión que van desde muy pequeño hasta el de máxima calidad. Si además usas Windows estás de suerte ya que tiene aplicación de escritorio gratuita, lo cual te facilitará todavía mas tu tarea.

Image Optim

No os dejéis engañar por su aspecto, pues Image Optimizer es otra herramienta para reducir tus fotos e imágenes 100% útil. A diferencia de otras herramientas similares, con Image Optimizer no solo podrás comprimir y optimizar las imágenes, sino que además podrás redimensionarlas.

Para reducir tus fotos, sube tus archivos, elige el tamaño final y elige entre 6 tipos de compresión que van desde muy pequeño hasta el de máxima calidad. Si además usas Windows estás de suerte ya que tiene aplicación de escritorio gratuita, lo cual te facilitará todavía mas tu tarea.

Optimizilla

Con Optimizilla puedes reducir hasta 20 imágenes en JPG o PNG de una sola tirada. La herramienta está en español lo que en ocasiones facilita todavía más la tarea.

Pero lo que realmente nos ha llamado la atención de esta herramienta y que hace que sea diferente del resto, es que una vez las imágenes están en la cola de compresión, podrás editar el nivel de compresión al momento y te hará una comparativa de la imagen original con la reducida.

Bola extra: Photoshop

Por último os mencionamos la que para nosotros es la mejor herramienta para reducción de imágenes y no podía ser otra que Photoshop. Con Photoshop tendrás un control absoluto en la reducción de tus imágenes, pudiendo configurar absolutamente todos sus parámetros. Acepta todos los formatos que hay en el mercado; JPG, PNG, GIF, TIFF, RAW… Y permite reducir tantas imágenes como quieras de una sola tanda creando tus propias acciones con acciones automatizadas que ya vienen por defecto en Photoshop. Si queréis saber cómo hacerlo, en el blog de Solvetic lo explican de maravilla.

Los únicos contras que podría tener Photoshop, serían que es un programa de pago y que hay que tener unos conocimientos mínimos para usarlo. Salvo esto, para nosotros sería el mejor programa para reducir imágenes del mercado.

Conclusiones

Como ya comentábamos al principio del post, las fotos en una página web son esenciales para marcar la diferencia. Hacen que esta sea más vistosa y llame mucho más la intención. Pero siempre tienes que tener en cuenta que todas las imágenes que vayas a usar tengan el tamaño adecuado y estén 100% optimizadas.

Con cualquiera de estos programas ahorrarás tiempo, podrás optimizar varias imágenes con un solo clic y mejorarás enormemente la velocidad de carga en tu página web.

¿Qué otras webs o programas usáis vosotros para optimizar vuestras fotos? Nos gustaría conocerlos.

2018-12-12T11:34:57+00:00

About the Author:

Jose Molina
Experto en contenido y redes sociales. En Blixt escribo sobre contenido audiovisual, social media, y marketing online, siempre desde un punto de vista relevante y útil. Mi obsesión es comunicar sin aburrir dando siempre soluciones prácticas a través de las palabras.